Programa doble: Narcofilms

La guerra desatada entre los cárteles de la droga mexicanos por el control del pastel no cesa. Tampoco la que mantienen contra el Estado. Cualquier suceso que acontece en México apunta directamente al narco, aunque a veces, como cuando cae un helicóptero con el ministro de Interior a bordo, el asunto no logre ir más allá de la sospecha. Cuando cuerpos mutilados cuelgan de un viaducto o unas cabezas son encontradas en una fosa, nadie duda del modus operandi del narco. Sin embargo, una triste realidad con la que conviven día tras día los mexicanos, aquí la vemos lejana, entre el horror y un cierto aire de western, y es por eso que qué mejor manera de acercarse a ella que de la mano de un par de cineastas del sur de la frontera con dos realistas y espléndidas obras como ‘Miss Bala’ y ‘El Infierno’.

MISS BALA (Gerardo Naranjo, 2011)

El público y la crítica no parecen ir de la mano ante este título descarnado que nos revela con toda su crudeza la impunidad con que actúan los cárteles y sus sicarios por las calles de ciudades tan emblemáticas como Tijuana, epicentro del narcotráfico en el estado de Baja California, donde la actriz novata -pero solvente- Stephanie Sigman trata de reinar como la más bella. Algo mucho más fácil si cuenta con la inesperada ayuda de un capo con su propio ejército de sicarios. Claro que tampoco se puede optar siempre; menos en aquellos lares y con ciertos tipos.

Miss Bala‘, mejor película de largo de Gerardo Naranjo, nos muestra esa realidad cotidiana de disparos con AK-47 en pleno día, vendettas del narco, agentes de la DEA estadounidense a la caza del traficante, polis untados y ejército en el ajo. Tan cierto como que esta película se basa en una noticia aparecida en prensa que llamó la atención del productor Pablo Cruz que imaginó qué podría haber detrás de una guapa joven que acaba involucrada en un juego tan peligroso. Eso sí, los guionistas Gerardo Naranjo y Mauricio Katz recrearon la historia con escasez de palabras, dando preferencia a los sonidos, los disparos, los susurros o las sirenas, para deleite nuestro.

[youtube id=o5boX9ngglU]


EL INFIERNO (Luis Estrada, 2010)

De un tema tan triste y espeluznante como este, Luis Estrada supo hacer una genial comedia negra en la que nos muestra el México más brutal, hasta el punto de que ciertas escenas requieren un estómago preparado, y pinta el mejor cuadro posible sobre cómo el narcotráfico ha corrompido por completo a la sociedad mexicana. Esto, y mucho más, apreciará el protagonista, Benny, expulsado de los EEUU, que regresa a su pueblo natal y percibe lo mucho que ha cambiado en cuanto empieza a observar. Las casas son las mismas, pero sus conocidos murieron tiroteados, rancheras con munición de guerra campan a sus anchas por la localidad o botas de cocodrilo y sombrero de cowboy conforman el look del momento.

Pero ‘El infierno‘ va más allá del desconcierto del pinche mexicano que cruzó la frontera y regresa a sus orígenes donde se topa con El Cochiloco, cuyo nombre indica suficiente, y muestra las difíciles relaciones de caudillaje entre los que manejan el cártel, los que controlan las calles y los que dicen combatir todo esto pero se lucran con la perpetuación del sistema. Por desgracia, si una película latinoamericana pasó desapercibida en 2010 es, sin duda, esta; esencial para comprender el fenómeno del narco desde sus profundidades.

[youtube id=suJTY94dH1I]

Deje su comentario