Crítica: ‘Tipos legales’, de Fisher Stevens

tiposlegales

Podía haber sido peor. El poco tino del que hace gala últimamente Al Pacino nos hacía temer otro fracaso monumental. Pero aquí parodia su carrera mafiosa, aunque no lo haga de manera consciente, y con la buena compañía de Christopher Walken, otro que también se conoce al dedillo el cine de gánsteres, brinda un entretenimiento escasamente original pero que se deja ver.

Su director Fisher Stevens no engaña. Al Pacino queda en libertad tras 28 años asumidos en silencio y su mejor amigo, Christopher Walken, decide brindarle unos momentos de disfrute antes de proceder con el encargo de asesinarle por aquello que le había llevado entre rejas: el homicidio del hijo de un capo mafioso. Pero claro, la amistad entre camaradas del crimen aún tiene valor -una nueva modalidad del honor gansteril- y decidirán otorgarse una noche de “resacón para carrozas”.

A la aventura sumarán a Alan Arkin, aunque su nombre a los amantes del subgénero mafioso nada les aporte. Él será el padre de Julianna Margulies, protagonista de ‘The Good Wife’, en lo que más parece un cameo que un papel en condiciones. Por suerte, no todo son diálogos existencialistas, meláncolicos o revisitadores de una vida dedicada al hampa, sino que también se escapan unos cuantos disparos. Y sí, hay un par de canciones de Bon Jovi, una de ellas nominada al Globo de Oro. Sin más.

Tráiler de ‘Tipos legales’

[youtube id=TRw-QrxUi_U]

 

Deje su comentario