Crítica: ‘Les Lyonnais’, de Olivier Marchal

Mientras Olivier Marchal siga tras la cámara, el polar no morirá. Si Jacques Audiard es la vanguardia del noire francés estilizado y complejo, Marchal es la referencia en la tradición de ese cine de hampones que tan popular hizo Jean Paul Belmondo. Marchal lo recupera y lo moderniza, a la vez que se especializa en el subgénero que mayores éxitos le ha proporcionado, el de los atracadores.

En ‘Les Lyonnais’ recrea la vida de Edmond Vidal, Momon, un gitano de Lyon que causó estragos en la década de los setenta y que ahora será rescatado de su pacífico retiro dorado cuando uno de los miembros de su vieja banda sea encarcelado. Gerard Lanvin da vida al protagonista en la actualidad, pues narrar su vida precisa de unos flash-backs que embarullan el comienzo del filme que, a medida que se instala en el presente, mejora considerablemente hasta ofrecernos un buen título de cine negro.

Cuatro películas a sus espaldas le confirman como un referente que no defrauda. Su opera prima, ‘Gangsters’, fue una declaración de buenas intenciones, aunque quedó sólo en eso. ‘Asuntos pendientes’ le dio un nombre. Hasta la fecha es su mejor película, con un memorable tête à tête entre Daniel Auteil y Gerard Depardieu como si de Al Pacino y Robert de Niro se tratase en ‘Heat’. En ‘Mr. 73’ volvía a trabajar con Auteil como policía retirado, atormentado, de dudosos métodos, a la caza de un sanguinario psicópata. Y poco después, regresaba a los atracos con la serie ‘Braquo’, esencial a pesar de ciertas licencias televisivas, algo de lo que también adolece ‘Les Lyonnais’.

Trailer de ‘Les Lyonnais’

[youtube id=IsXUj6-i0F8]

Un comentario

  1. ana 26 junio, 2012 en 19:26 - Responder

    hola me gustaria saber quien canta esta cancion en la pelicula os dejo el link
    muchas gracias
    Ana

    este es el link
    http://www.youtube.com/watch?v=iPWkfB0FLTg

Deje su comentario