Crítica: ‘Habemus Papam’, de Nanni Moretti

habemus papam

Los cardenales se encerrarán en una sala del Vaticano. El cónclave permanecerá aislado del exterior hasta que llegué a una decisión sobre el nuevo pontífice. Entonces veremos el humo blanco y desde el balcón se oirá Habemus Papam. Nanni Moretti se cuela en este misterioso colegio electoral para hipotizar sobre un arcano aún mayor: qué piensan y qué sienten esos importantísimos hombres de Dios.

No desvelaremos, amable lector, los elementos clave de esta película pero sepa que tanto el punto de partida como el desarrollo inmediato de ‘Habemus Papam’ resultan muy estimulantes. No comparto la opinión de los que acusan a Moretti de irreverente por atreverse a humanizar al colectivo cardenalicio. Hay en él una alta formación intelectual y una estética estricta; hay también dudas y miserias, las que tiene todo hombre. La vocación del director no es la burla. Es más, su trabajo de exposición de las razones y miedos de estas personas puede verse como algo más que saludable.

El astuto sentido satírico de Moretti toca diversas profesiones y personalidades: los periodistas que cubren el evento, los trabajadores vaticanos, los actores de la segunda mitad de la cinta… y por supuesto, los psicoanalistas. Precisamente uno de ellos será encarnado por Moretti (como en ‘La habitación del hijo’).

Lo mejor de ‘Habemus Papam’ es la situación que plantea, excelentemente interiorizada por Michel Piccoli. El actor dará voz y sobre todo mirada (magnífico trabajo) al nuevo papa. Lo peor, sin duda, es que tras el envite inicial, ese estupendo primer tercio, ‘Habemus Papam’ comienza a relajarse. Se suceden los chistes (buenos) y Moretti se fatiga. La acción se dispersa y las razones del protagonista se enredan un tanto. Decente filme del italiano, con un planteamiento sobre el que merece la pena reflexionar, con más seriedad de lo que parece. Algo flojo como conjunto. Si la ve, que sea en su versión original italiana, por favor.

Un comentario

  1. Daniela Campos 24 enero, 2014 en 17:47 - Responder

    Habemus Papam es de las mejores películas que vi el año pasado, me gustó mucho la historia, porque a pesar de tratarse de una película que refleja la iglesia católica, buen trabajo de Nanni Moretti como director al centrarse en un personaje que al ser elegido como Papa no se siente seguro del llevar el cargo, mostrando más su lado humano, más cintas como estas hacen falta.

Deje su comentario