Crítica: ‘Dos Mujeres’ (1960, Vittorio de Sica)

Madre, hija, bombas y bestias

Hoy mismo sale al mercado un nuevo DVD de ‘Dos mujeres’, que distribuye Divisa. Aprovecho el lanzamiento para repasar la que me parece una gran película sobre eso que en España llamamos desde Goya ‘Los desastres de la guerra’. Importante obra neorrealista –quizás algo fuera de tiempo ya- firmada por el maestro Vittorio de Sica, quien tuvo que convencer al productor Carlo Ponti de que no era buena idea su propuesta de reparto. Ponti pensaba en Anna Magnani para el papel de madre y en Sophia Loren como hija. Vittorio de Sica, con buen criterio, creía que era imposible que Sophia Loren diera el pego como una niña de trece años. La Loren hizo pues de madre, y de Sica elegió a Eleonora Brown para el papel de hija. Una pareja perfecta.

Basada en la novela homónima de Alberto Moravia (‘La ciociara’), y con guión de Cesare Zavattini (‘Ladrón de bicicletas’), cuenta la historia de dos mujeres, madre e hija, Cesira y Rosetta, que abandonan su tienda de Roma a consecuencia de los bombardeos de la parte final de la Segunda Guerra Mundial. Juntas emprenden viaje hacia el pueblecito campestre de la madre. Durante el viaje y posteriormente en el campo, habrán de luchar contra las vicisitudes impuestas por la guerra. No parece que un bando sea mejor que el otro, ni los de dentro ni los de fuera. Las tierras están llenas de cicatrices, igual que las familias extrañan a sus muertos y desaparecidos.

Alberto Moravia vivió los años de la guerra y fue testigo de las atrocidades que se nos cuentan en la película. Además, es un autor cercano al comunismo, y toda la cinta tiene un tono antifascista –que se extiende a las fuerzas aliadas-, ideas que hablan a través del personaje de Jean Paul Belmondo. Michele es un hombre serio, un intelectual, un licenciado en Letras que usa gafas; se va a enamorar de Cesira y a su vez la pequeña Rosetta se muestra encandilada ante él, lo que refuerza la función axial del personaje/ideología. La tesis es el rechazo total de la guerra. En una de las secuencias, Michele y Cesira caminan por el campo cuando se topan con un soldado ruso, un desertor. Tiene el torso desnudo y aparece junto a dos caballos, uno oscuro y otro blanco (representando a ambos bandos), a los que hace huir con una vara. Es la ejemplificación del rechazo de la guerra (F.2).

Foto 2

La miseria y la brutalidad campa a sus anchas en ‘Dos mujeres’. Desde los títulos iniciales, vemos una Italia machacada. Tanto la ciudad como los campos están poblados por refugiados y gente que no tiene para comer. De Sica, como manda el estilo neorrealista que brillantemente trabajó, retrata estas penurias, las muertes, los dramas. Conocemos los apuros de la valerosa madre para conseguir comida y para defender a su hijita de los hombres. Cesira es una mujer y una madre y no se arredra. Su hija es toda su vida. Sophia Loren ganó el Oscar a la mejor actriz y el premio del Festival de Cannes por su excelente interpretación, sentida y natural. Sensual y poderosa, impecable.

La película avanza y con ella la tragedia. La llegada de los aliados no mejora las cosas, y los alemanes lanzan sus últimos coletazos rabiosos. La última parte de la película, la más dura y sobrecogedora, destroza al espectador, que siente encogerse el corazón y el estómago dar vueltas. El desastre, la pérdida total de la humanidad, la masacre de los cuerpos, la certeza de una vida miserable. El final de la película recuerda al mismo inicio en la tiendecita romana. La madre y la hija se abrazan entre lágrimas, sabedoras de que ya no queda más amor para ellas en el mundo.

7 Comentarios

  1. pedro torre gonzalez 28 junio, 2012 en 11:41 - Responder

    Hola; Yo vi esta película al poco de estrenarse. La «Censura» debió de dar sus tijeretazos, pues hay escenas amorosas y algún que otro dialogo que no aparecieron en el film que se proyectó en España. Pienso que tal vez se hcieran dos versiones, cosa que se ha dado en muchos casos. Ayer la vi en televisión y no me dí cuenta que el personaje «ilustrado» estuviera interpretado por Jean Paul Belmondo.
    Agradeceré algún comentario,
    Saludos.

    • Eduardo González 28 junio, 2012 en 11:58 - Responder

      Gracias por su comentario, señor.

      Una hermosa película, ¿verdad? Ignoro si la censura metió mano -como se dice coloquialmente- en el metraje original a la hora de venir a España. Probablemente. Tampoco sé hasta qué punto la propia censura italiana ató a Zavattini y a Vitorio de Sica.

      En cuanto al personaje de Belmondo, ahí está, efectivamente.

      Gracias de nuevo y ¡mucho cine!

      EG

  2. Roberto 6 agosto, 2012 en 23:03 - Responder

    Yo juraría que en la versión que vi cuando era un chaval, la escena de la violación incluso era más fuerte o a mi me lo pareció. Es una escena que me impacto cuando la vi.

    En realidad no la tenía que haber visto porque tenía los famosos dos rombos de la época y yo tendría 10 o 12 años, pero mis padres no eran muy rigurosos. Eso sí después de la escena me mandaron rápidamente a la cama. Pero recuerdo algo así como que a Sofía Loren medio le arrancaban la ropa del escote.

    No se si alguien tiene algún dato de si la versión de ahora , la que se ha visto hoy 6 de agosto de 2012 por la 2 de TVE está más censurada o no.

    Gracias. Un saludo.

  3. Mª Victoria García Granados 7 agosto, 2012 en 10:25 - Responder

    Ayer volvieron a proyectar Dos mujeres en TV2 y, en efecto, aprecié diferencias entre la versión que proyectaron en junio y esta. Aquí sí es Belmondo el que interpreta el papel de Michele, pero en la otra, no – como bien había apreciado el señor Torre González – . El papel del alemán que se encuentra comiendo en casa del abogado también estaba interpretado por otro actor, y toda la escena en la que este interviene es distinta. Es evidente que se realizaron dos versiones. Me gustaría saber por qué y en qué consistieron exactamente los cambios. No creo que la censura tenga algo que ver con el cabio de actores.
    Sería un buen tema de investigación.
    Saludos

    • Pilar 7 agosto, 2012 en 20:01 - Responder

      Hola Maria Victoria

      Yo estoy super intrigada con el tema de esta pelicu9la. Me ha pasado lo mismo que a ti. He visto la original de 1960 en blanco y negro con una Sofia muy joven y una niña como hija a la que llama Rosa o Rosita. La otra que vi en Paramount Channel era Dos Mujeres pero el chico no era Jean Paul Belmondo y ella sale mas mayor. Ademas es en color !!!! No tengo idea de si hicieron dos versiones pero me esta volviendo loca el tema. Alguien que sepa por favor!!!!
      Personalmente me gustó mucho mas esta última en la que sale Sofia mas mayor.
      Saludos

      • Eduardo González 7 agosto, 2012 en 20:09 - Responder

        Efectivamente, se hizo una versión para televisión en 1988, con la Loren y en color. Como dice, la pasaron por Paramount no hace mucho. Misterio resuelto, espero.

        En nuestro blog comentábamos la primera versión, la dirigida por Vittorio de Sica en 1960.

        Gracias por los comentarios y ¡mucho cine!

        EG

  4. Pilar 7 agosto, 2012 en 20:06 - Responder

    Estoy muy intrigada. Se han hecho dos versiones de esta pelicula y ademas con bastantes años de diferencia entre una y otra, por eso la censura no es el motivo.
    En la de 1960 sale ella muy joven, con Jean Paul Belmondo y en blanco y negro. En la segunda que no se de que año es sale ella como de 45 años o mas y el chico no es Jean Paul, no se quien es el actor, y es en color! La cosa me está volviendo loca, parece que lo he soñado porque no hay referencias en internet a esta otra versión. Solo hablan de la de 1960
    Saludos

Deje su comentario