Cine danés

Crítica: ‘La caza’, de Thomas Vinterberg

Cartelera, Cine danés, Drama|

photo_01

El cine danés estuvo de enhorabuena el año pasado. A ‘Un asunto real’ se unió ‘La caza’, aunque fue la primera la elegida para representar al país nórdico en los Oscar. Errónea decisión. ‘La caza’ devuelve a la palestra a su director, Thomas Vinterberg, bastante alejado de aquel movimiento Dogma 95 que él fundó junto a Lars Von Trier. Se agradece por la profundidad y serenidad de sus planos en un ambiente algo más que hostil.

En ‘La caza’ Vinterberg se lanza al espinoso mundo de los abusos sexuales a niños con el aval de un robusto guion, un actor de talla mundial (Mads Mikkelsen) y una dirección precisa para diseccionar los instintos humanos y ponernos en la piel de un profesor de guardería acusado por una de sus alumnas de haberle mostrado cierta parte de su anatomía. Claro que la niña en cuestión será la hija de su mejor amigo. El cóctel no sería tal si todo esto no ocurriera en una pequeña localidad donde los rumores vuelan y los nombres llevan rostros asociados.

Crítica: ‘Un asunto real’, de Nikolaj Arcel

Cartelera, Cine danés, Drama, Romance|

pic1

No es ninguna sorpresa que Dinamarca coloque alguna de sus películas entre las candidatas al Oscar al mejor filme en lengua no inglesa, como en el caso que nos ocupa. No es de extrañar, entre otras cosas, porque cuenta con un ramillete de excelentes directores -movimiento Dogma- al que se suma algún otro más espectacular como Nicholas W. Refn y, quizás, ahora Nikolaj Arcel.

El cineasta danés se maneja particularmente bien en el cine político, aquel con el que debutó con ‘El juego del rey’ y que retoma en ‘Un asunto real‘ que, con apariencia cortesana, se centra más en el gobierno de una nación y en el romance prohibido que en las baratijas de la vida de palacio. Aunque no faltan los clásicos bailes de salón ni ningún elemento que nos impida sumergirnos en el ambiente aristocrático del XVIII danés. La recreación es excelente.

En un Mundo Mejor. Estreno 1 de Abril

Cartelera, Cine danés, Estrenos, Globos de Oro, Noticias, Oscar, Películas|

En un Mundo Mejor

En un mundo mejor (In a better world), última película de la cineasta danesa, Susanne Bier, directora de Cosas que perdimos en el fuego (Halle Berry y Benicio del Toro), cierra, con el estreno en salas el 1 de Abril, su extenso recorrido, sembrado de reconocimientos internacionales, presencia en festivales de todo el mundo y coronado, el pasado 27 de febrero, con el Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa.

Los anteriores galardones que este filme había recibido en los últimos meses, en especial el Globo de Oro a la Mejor Película Extranjera, hacían presagiar a críticos e industria que En un mundo mejor se llevaría la estatuilla. El pasado mes de noviembre la película había recogido los premios a la Mejor Dirección y Mejor Guión en el Festival de Cine Europeo de Sevilla.

Crítica:Submarino (2010, Thomas Vinterberg)

Cine danés, Drama, Películas|

Thomas Vinterberg firma esta historia de sordidez extrema en la que somos espectadores del drama de dos hermanos. El título de esta película danesa es ‘Submarino’: una infancia difícil, con una madre alcohólica y un accidente fatal, les turbará hasta llevarles prácticamente a la autodestrucción. Se estrenó en las salas españolas, pero yo creo que no tuvo demasiada distribución. Por suerte ha sido editada en DVD.

 

Confieso que la película llamó mi atención cuando reconocí a Jakob Cedergren (encarna al hermano mayor, Nick), actor al que descubrí en ‘Terriblemente feliz’ (Henrik Ruben Genz, 2008), una cinta maravillosa. El tráiler prometía llenar de suciedad la pantalla, al retratar el infierno de drogas y desamor de los dos hermanos. Desde luego, la desesperanza es palpable.

 

‘Submarino’, después de un prólogo de la infancia de los protagonistas,tiene una primera parte en la que se nos muestra la pobre vida del hermano mayor. Nick resiste sin un duro en el bolsillo, viviendo en un albergue, haciendo pesas y bebiendo cerveza y acudiendo a malsanos encuentros sexuales. Su vida es gris y fría, como la fotografía de la cinta. El recuerdo de su antigua novia, la presencia de la muerte, el asco. En un ataque de rabia, Nick se destroza la mano a golpes.