Crítica: ‘Mud’, de Jeff Nichols

19b2d-mud-image03

Apunten este nombre: Jeff Nichols. Hace un año dábamos cuenta de su fabulosa carta de presentación en nuestro país, ‘Take Shelter’. En esta ocasión regresa con un título radicalmente distinto, un thriller llevado con parsimonia pero con un interés creciente, en el que vuelve a contar con Michael Shannon, protagonista de ‘Take Shelter’ y actorazo descubierto en ‘Revolutionary Road’ y confirmado en la serie ‘Boardwalk Empire’, que, no obstante, aquí tiene un rol muy secundario.

Junto a él aparecen nombres de postín como Reese Witherspoon y Sam Shepard, ya con mayor peso en la trama, y un más que solvente -y protagonista absoluto-, quién lo iba a decir hacía unos años, Matthew McConaughey que encadena una serie de trabajos de muy alto nivel, tales como ‘Killer Joe’, ‘El inocente’ o ‘Magic Mike’ y futuras apariciones en títulos de Scorsese o Christopher Nolan. Ni rastro de aquella cara agraciada que lucía palmito en obras menores; ‘Mud’ es cine del bueno.

Hasta una isla perdida en el Mississippi nos transporta Jeff Nichols para contarnos una historia en la que la intrepidez aventurera de unos niños al más puro estilo Mark Twain les lleva a toparse con un misterioso personaje que cuenta con un barco, una pistola y una camisa. De ahí surgirá un trío que deberá manejarse en un mundo peligroso, de dudas y manipulaciones, con un trasfondo de amor y divorcio y descubrimiento de la adolescencia que dejan un regustillo de filme clásico del subgénero adolescentes aventureros, una suerte de Los Cinco versión pareja en el mundo actual.

Tráiler de ‘Mud’

[youtube id=ZNk7F11x4lI]

 

Deje su comentario