Crítica: ‘El fraude’, de Nicholas Jarecki

Solvente thriller de ingredientes clásicos, tales como el poder, el dinero y un homicidio. Muy contemporáneo en cuanto a su temática -la crisis, los especuladores y los financieros, de fondo- pero muy tradicional en cuanto a su desarrollo y la exposición de sus argumentos. No es de extrañar que tantos hayan señalado ‘El fraude’ como deudor de ese cine de intriga que tan bien filmó Alan J. Pakula.

Debutar en la ficción hablando de magnates parece que da resultado. Si el año pasado fue J.C.Chandor el mejor exponente con ‘Margin Call’, el testigo lo toma Nicholas Jarecki, quien también se rodea de un reparto de aúpa para un principiante. No solo aparece Richard Gere, que además borda su papel, sino también Susan Sarandon, a quien se le ve el plumero con su compromiso social, o Tim Roth, un poli de modales poco elegantes. Y, por supuesto, Laetita Casta, puro magnetismo.

No obstante, y aunque el pulso no decae y la tensión va in crescendo, ‘El fraude’ apunta siempre más alto de lo que se atreve a llegar. No termina de explotar, algo que por otra parte no está mal, pues aporta más credibilidad y nos aleja del gusto actual de rizar el rizo y que todo acabe manga por hombro. Además consigue explicar someramente alguno de los trucos que han hundido la economía mundial sin abrumar. El que quiera un thriller solvente aquí lo tiene.

Trailer de ‘El fraude’

[youtube id=qawyuFVVK-s]

Deje su comentario