Crítica: ‘Érase una vez en Anatolia’, de Nuri Bilge Ceylan

anatolia

El cine turco, además de desconocido, tiene una escasa producción. Pero hay un cineasta que sobresale: Nuri Bilge Ceylan. Ya ha pisado nuestro país con títulos como ‘Lejano’, posiblemente su mejor trabajo, o ‘Tres monos’. Ahora lo vuelve a hacer con ‘Érase una vez en Anatolia‘, un título poco original y que si se toma como referente tras sustituir la región turca por América o el oeste, pone el listón demasiado alto para este filme con pretensiones, difícil de encasillar, que tira a aburrido.

Poco pasa durante las dos horas y media que dura. Para hacernos una idea, la primera escena se va más allá de los treinta minutos aunque quizás esto sea de lo mejor del metraje, cuando juega con el paisaje, las imágenes, la estética y la intriga. Posteriormente, cuando parece que finalmente pone las cartas sobre la mesa y el espectador comienza a hacerse una idea, cambia ligeramente el tono hacia uno más berlanguiano y lo que prometía ser un thriller en toda regla, se transforma en un somero retrato de la Turquía rural pasado por el filtro cómico de sus diálogos.

Los que veían en esta el ‘Zodiac’ turco se pasaron estrepitosamente de frenada. Y eso hay que tenerlo en cuenta en esta película un tanto extremista, pues gusta mucho o se aborrece, ya que dejarse llevar por su estilo y su mínima historia tiene su dificultad, aunque quien lo haga probablemente disfrute bastante de sus cuidados y bienvenidos planos. Sin duda, su director parece muy por encima del guion pero la amalgama no resulta.

Tráiler de ‘Érase una vez en Anatolia’

[youtube id=2ksIHeiRuhE]

 

2013-03-21T17:40:21+00:00 Cartelera, Thriller|1 comentario

Un comentario

  1. Flypper 26 marzo, 2013 en 13:47 - Responder

    Ganas tengo de ver esta película turca creo, de la que me han hablado muy bien. Como amantes del cine que somos, aquí te dejo un nuevo blog de cine, que encontré el otro día: http://todocinemaniacos.com.

Deje su comentario